CAPITULO II
DE LOS HERMANOS DE LA HERMANDAD

Artículo 6.- Hermanos.

1.- Podrán ser admitidos como miembros de la Hermandad, todos los bautizados de ambos sexos que, profesando la Fe Católica, estando en Comunión Eclesial y observando los preceptos generales de la iglesia, lo soliciten a la Junta de Gobierno (cn 316).

2.- La solicitud se hará en modelo oficial, que será facilitado por la Secretaria de la Hermandad; junto con dicha solicitud, debidamente cumplimentada, los aspirantes presentarán la partida de bautismo y matrimonio canónico, en su caso, y el aval recomendatorio de dos hermanos que pertenezcan a la Hermandad, que tengan una antigüedad de un año y sean mayores de edad. En ningún caso podrán ser admitidos los que se hayan apartado de la comunión eclesiástica, o hayan incurrido en excomunión impuesta o declarada.

3.- La Junta de Gobierno, en sesión ordinaria, estudiará las peticiones de los diversos aspirantes y las aprobará o denegará por mayoría de votos, cuidando no tanto del número como de la calidad de los mismos.

4.- Aprobada la solicitud para ser hermano, se le comunicará al interesado por escrito, siendo la recepción canónica de los mismos durante la Función Principal de la Hermandad, anual anterior a la Romería de Pentecostés y en el Ofertorio de dicha función. Y estando presente el Presidente y Secretario, el Director Espiritual o sacerdote designado preguntará al solicitante:

¿Quieres pertenecer a la Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío de Palos de la Frontera

 SI QUIERO

¿Crees y confiesas los misterios de la Santa Madre Iglesia Católica y aceptas sus dogmas como doctrina revelada por Dios?

 SI CREO Y LO CONFIESO

¿Prometes cumplir fielmente con tus deberes cristianos y las normas de estos Estatutos?

 LO PROMETO
A continuación, el sacerdote bendice las medallas y se la impone diciendo:

Recibe la medalla de la Santísima Virgen y muéstrate siempre digno de llevarla.
5.- Con la recepción canónica, el nuevo hermano queda plenamente incorporado a la Hermandad, contándose su antigüedad en ella a partir de dicho acto, efectuando el Secretario el oportuno asiento en el Libro de Hermanos.

Artículo 7.- Libro de Hermanos.

 Los hermanos admitidos serán inscritos en el Libro General de Hermanos, en el que figuren: nº de Hermano,  la fecha de alta, nombre y apellidos, D.N.I., fecha de nacimiento y domicilio; y, en su caso, fecha de baja. Este Libro estará permanentemente informatizado y actualizado, no pudiéndose eliminar del Libro General de Hermanos a ninguna persona que haya pertenecido en algún momento  a la Hermandad.

Artículo 8.- Clases de Hermanos.

Los fieles pueden incorporarse a la Hermandad, como Hermanos ASOCIADOS de pleno derecho o Hermanos COLABORADORES.

1.-  Son Hermanos Asociados de pleno derecho:

los mayores de edad, que tengan la antigüedad de dos (2) año, y según sus circunstancias personales, están dispuestos a participar activa y plenamente en la vida de la Hermandad, y en las responsabilidades que le pueda encargar la Hermandad.

2.- Son Hermanos Colaboradores:

a) Los menores de edad.
b) Los hermanos de recientes ingreso que no hayan alcanzado la antigüedad requerida.
c) Los fieles mayores de edad que, deseando pertenecer a la Hermandad y participar de sus bienes espirituales, no pueden asumir todas las obligaciones de los hermanos asociados.

Artículo 9.- Derechos y deberes de los hermanos Asociados.

1.- Los Derechos de los hermanos asociados son los siguientes:

a) Asistir con Voz y voto a las Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias, a las que serán citados de acuerdo con lo que disponen los presentes Estatutos.

b) Ser electores y elegibles para los cargos directivos, con las únicas limitaciones que se señalen en los Estatutos.

c) Participar en todas las actividades organizadas por la Hermandad.

d) Pedir la llave de la Casa que esta Hdad. posee en la Aldea del Rocío, para el disfrute de la misma, cuantas veces lo desee, durante todo el año, menos cuando la Hermandad vaya a realizar algún tipo de obras sociales, religiosas o culturales.

e) Entrar a formar parte del sorteo de las Habitaciones de la Casa que esta Hdad. posee en la Aldea del Rocío, para su utilización durante la celebración de la Romería de Pentecostés, con las únicas limitaciones que se señalen en los Reglamentos de régimen internos.

f) Ostentar el cordón y la medalla de la Hermandad formando corporativamente con ella en todos los actos de la misma.

2.- Entre los principales Deberes se señalan:

a) Participar en los cultos que organice la Hermandad, tanto de carácter periódico como ocasional.

b) Asistir a las Asambleas Generales.

c) Aceptar los cargos para los que sean elegidos, salvo razones objetivas que justifiquen lo contrario.

d) Asistir con regularidad a las sesiones de formación programadas y organizadas por la vocalía y el Director Espiritual.

e) Participar en los cultos públicos y demás actividades promovidas por la Hermandad de tipo caritativo o apostólico, de acuerdo con sus propios fines.

f) Secundar y defender las directrices emanadas de la Autoridad Eclesiástica competente.

g) Colaborar en la pastoral diocesana y parroquial siguiendo las directrices del Obispo y del Párroco.

h) Abonar las cuotas correspondientes.

i) Contribuir con su ejemplo a que la Romería del Rocío, las Peregrinaciones al Santuario y los demás actos de la Hermandad constituyan verdaderas expresiones de fe y devoción a la Virgen.

j) Obedecer las disposiciones legítimamente tomadas por la Junta de Gobierno.

 

 

 

Artículo 10.- Derecho y deberes de los hermanos Colaboradores.

1.- Los Derechos de los hermanos colaboradores son:

a) Participar en todas las actividades y cultos que organice la Hermandad, de carácter periódico u ocasional.

b) Asistir a las sesiones de formación organizadas por la vocalía y el Director Espiritual.

c) Colaborar en las actividades de tipo caritativo o apostólico que organice la Hermandad, de acuerdo con sus fines propios.

d) Ostentar el cordón y la medalla de la Hermandad formando corporativamente con ella en todos los actos de la misma.

e) Asistir con voz a las Asambleas Generales, Ordinarias y Extraordinarias, a las que serán citados de acuerdo con lo que disponen los presentes Estatutos.

2.- Las Deberes de los hermanos colaboradores son:

a) Cultivar, a nivel personal y familiar, la piedad cristiana y las devociones propias de la Hermandad.

b) Participar en los cultos públicos y demás actividades promovidas por la Hermandad.

c) Abonar las cuotas correspondientes.

d) Obedecer las disposiciones legítimamente tomadas por la Junta de Gobierno.

Artículo 11.- Derecho exclusivo de los hermanos asociados.

Constituye derecho exclusivo de los hermanos Asociados de ambos sexos, mayores de 18 años de edad, con antigüedad en la Hermandad de al menos dos (2) años y empadronados en Palos de la Frontera, ser candidato a formar parte de la Junta de Gobierno y ocupar, si fuera elegido cualquiera de sus cargos, siempre que reúnan las condiciones exigidas en los presentes Estatutos.

 

 

 

 

Artículo 12.- Expedientes.

Los hermanos que realicen algún acto o conducta constitutiva de sanción, según las presentes disposiciones, serán sometidos a expediente, previa la votación favorable de la mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno, legítimamente constituida, sin necesidad de la confirmación del Director Espiritual, al cual sin embargo se le comunicará por escrito la sanción impuesta.

Artículo 13.- Sanciones.

l.- Son faltas merecedoras de sanción, las siguientes:

a) La asistencia indecorosa a algún acto de la Hermandad con ofensa a los sentimientos de piedad o de la dignidad de la Hermandad.

b) La indisciplina tras la previa advertencia del directivo correspondiente.

c) La falta de palabra u obra a otro hermano en acto de Hermandad.

d) El incumplimiento de lo acordado en Asamblea General de Hermanos o de las disposiciones dadas a conocer por la Junta de Gobierno.

2.- Las sanciones de estas faltas serán las siguientes:

a) Suspensión de todos los derechos por el espacio de tres meses a cinco años.

b) Amonestación por escrito de la Junta de Gobierno con apercibimiento de suspensión en sus derechos.

c) Amonestación verbal del Presidente con apercibimiento de amonestación escrita.

Artículo 14.- Cese de Hermano.

1.- El cese de un hermano en la Hermandad tendrá lugar:

a) Por Voluntad propia: comunicándolo verbalmente o por escrito a la Junta de Gobierno.

b) Por fallecimiento: causando efectos jurídicos a partir de su fallecimiento o en el momento que la Junta de Gobierno tenga constancia del mismo.

c) Por Impago de las Cuotas: si algún hermano se encuentra al descubierto indebidamente en el pago de la cuota establecida durante un año, la Junta de Gobierno queda facultada para darlo de baja, sin necesidad de expediente, si tras ser requerido oportunamente, persiste en el impago.
En caso de solicitud de reingreso, deberá abonar las cuotas pendientes y si es admitido a tenor del art. 6, se le asignará la fecha de antigüedad correspondiente al reingreso.

d) Por expulsión: el hermano causará baja en la Hermandad por algunas de las siguientes causas motivadoras de la expulsión (cn.308).

• Cuando haya rechazado públicamente la Fe Católica, se haya apartado de la comunión eclesiástica o se encuentre condenado por una excomunión impuesta o declarada (cn.316).

• Cuando su conducta pública sea notoriamente contraria a la Fe y a la moral cristiana.
• Cuando su actuación en actos de la Hermandad o en asuntos que la conciernan constituya grave indisciplina por desobediencia a lo preceptuado en estos Estatutos, en el Reglamento de Régimen Interno o en las ordenanzas dictadas por la Junta de Gobierno.

2.- En caso de expulsión de un hermano, se observará el siguiente procedimiento (cn.316):

a) El Secretario abrirá de oficio expediente informativo sobre el hecho merecedor de expulsión.

b) Dicho expediente será examinado por la Junta de Gobierno, a modo de Tribunal Colegial, oirán al hermano expedientado y a las personas que estimen oportuno.

c) Oído los interesados y recogidas las pruebas, por la Junta de Gobierno, se someterá a votación el dictamen de expulsión, debiendo ser aprobado por mayoría absoluta de sus miembros.

d) La resolución definitiva se le comunicará por escrito al interesado para su conocimiento y efectos oportunos.

e) Sobre esta resolución cabe al interesado el recurso al Ordinario.

Actualizado ( Miércoles, 20 de Mayo de 2009 22:18 )